El Barcelona celebra su triplete en A Coruña tras jugar su último partido de liga con el Deportivo en una de las  mejores marisquerías de la ciudad, Coral. 

Disfrutaron de los mejores mariscos, no faltaron ni zamburiñas, centollas ni percebes. Llegó casi la plantilla al completo a  las 23.45 al restaurante y a las 2 de la madrugadas había un gran número de fans esperándolos, aunque otros jugadores ya se habían marchado para un lugar de copas que tenían cerrado al público.

Algunos de los jugadores se recogieron temprano pero otros no abandonaron el local hasta altas horas de la madrugada  para luego irse al hotel Meliá Maria Pita, casi sin tiempo para una siesta antes de coger el avión rumbo a Barcelona donde algún jugador como Piqué y Bojan aprovechó para ver el partido del Unicaja en las semifinales de la ACB.

Escrito por: Tamara Mouzo Pazos.

El Barça pasó del Marisco a las copas a puerta cerrada