Mariscada Gallega

Los mariscos son uno de los alimentos estrellas de la dieta mediterránea, plan de alimentación tradicional de la cocina española. Los mariscos están presentes en muchos platos típicos como la mariscada o la paella.

En estas estaciones (primavera y verano) encontramos frescos en el mercado mariscos como cigalas, ostras, almejas, bogavante, langosta, mejillones, percebes y navajas, con los que puedes realizar infinidad de platos de la dieta mediterránea.

Uno de los preceptos de la dieta mediterránea, que es un plan de alimentación equilibrado, nos dice que debe ser mayor el consumo de mariscos y pescados, que de carnes rojas, así tenemos una alimentación rica en minerales y grasas saludables para nuestro cuerpo. Los mariscos aportan ácidos grasos Omega 3, que son buenos para el organismo, sin embargo se recomienda el consumo moderado de cigalas y lasngostinos a quienes sufren colesterol alto.

La porción recomendada de mariscos en la dieta mediterránea es de 3 raciones a la semana, y si es posible, cocinados con métodos saludables como a la plancha, al vapor, al horno o hervidos. En la cocina española los mariscos se cuecen acompañados de ajo y laurel, que aportan sabor y realzan su aroma.

Así que si quieres seguir la dieta mediterránea, mantenerte saludable y no subir de peso, consume mariscos frescos.

Mariscos en la dieta mediterránea
Tagged on: