Comprar Bogavante en Internet

 

No es ninguna novedad que ya se pueda comprar marisco a través de Internet, pero ¿En que debemos fijarnos para que nuestra compra sea satisfactoria? 

 

En primer lugar deberemos fijarnos en la tienda donde vayamos a comprar el marisco. Hay muchísimas tiendas en Internet que ahora se dedican a vender marisco, pero ¿cuantas son fiables?
Mi consejo es que compréis en tiendas que ya tienen una cierta antigüedad y que sean conocidas.
No quiero decir con esto que las nuevas no sean de confianza pero como en cualquier negocio, la antigüedad da cierta tranquilidad.
Es importante que la tienda tenga sus datos de contacto a la vista y que sea fácil contactar con ellos.
La manera más rápida de ponerse en contacto con una empresa es por teléfono.
Por eso yo nunca compraría en una tienda que no nos ofrezca un número de contacto y que esté bien a la vista.
Un número de teléfono siempre nos dará cierta tranquilidad a la hora de realizar cualquier consulta sobre la compra.
A mi personalmente me gusta que las tiendas presenten a su equipo de trabajo ya que aunque la compra se realiza a través de Internet, no olvidemos que detrás hay un equipo humano que se ocupará de preparar nuestro pedido.
 

 

A continuación está el producto. ¿Cómo elegir un buen marisco sin probarlo? antes de nada me gustaría comentar que cuando compramos marisco en una tienda convencional, no nos dan a probar el producto, así que hasta que no lleguemos a casa y lo probemos no sabremos si es de buena calidad. 

Un consejo personal es que no os dejéis llevar por los precios demasiado bajos ya que el buen marisco tiene un coste y si alguien está vendiendo por debajo de ese coste, algo no está bien.

 

La garantía que nos ofrezca la tienda donde vayamos a realizar nuestra compra es muy importante ya que en caso de recibir un producto que no esté a la altura de lo ofertado, o simplemente esté en mal estado, de esta dependerá que podamos devolverlo y recibir uno nuevo. 

 

Por último debemos fijarnos en las formas de pago.
En Internet hay un miedo general a pagar con tarjeta pero realmente es más peligroso pagar en un restaurante con tarjeta que en un comercio electrónico. Cuando vamos a cenar y nos piden nuestra tarjeta, se la suelen llevar para pasarla por el datáfono y ¿quien nos asegura que nadie ha copiado nuestros datos para luego hacer compras?
En Internet esto no ocurre ya que los datos se envían encriptados y el comercio no tiene acceso a estos. (Por lo menos en tiendas con Pago Seguro).
También se puede pagar a través de PayPal, con lo que no tendremos que dar nuestros datos y además, tiene un seguro de hasta 500€ que cubre cualquier problema con la compra.
En último lugar, siempre se puede pagar con la clásica transferencia.

Consejos para comprar marisco en Internet